Ancianos abandonados en medio de la emergencia

En su homilía del sábado de la IV semana de Cuaresma, el Papa Francisco decía: “Tantas veces pienso que gente buena, sacerdotes, religiosas, que no tienen el coraje de ir a servir a los pobres. ¿Pero qué les falta? Han perdido aquello que Jesús sentía en el corazón: que él era parte del propio pueblo.”

El momento histórico y doloroso por el que atraviesa el mundo trae como consecuencia una serie de retos a los que la Iglesia debe enfrentarse. Ciertamente se encuentra ante una enfermedad capaz de provocar muchas muertes, como ya se ha experimentado. Por tanto, la Iglesia, en ocasiones como esta, debe muchas veces tomarse ciertos riesgos para ejercer la caridad, a pesar de los peligros a los que se pueda enfrentar.

Tal es el caso cuando se trata de ancianos abandonados o en estado de necesidad. Hace algunos meses los Hermanos de la Sociedad Fraterna de Misericordia (SFM), en colaboración y por medio de SFM Charities, Inc., han comenzado su Proyecto CIADA (Concientiza, Identifica, Apoya, Dignifica al Anciano). Este Proyecto busca apoyar a aquellos ancianos que viven en condiciones poco favorables, descartados por su familia o su entorno social.

Ante la situación de emergencia sanitaria en Puerto Rico, muchos de estos ancianos han quedado desprovistos de alimentos por diversas necesidades. Algunos por su condición física no pueden salir a un supermercado, y si lo hicieran, estarían expuestos a contagiarse por ser una población vulnerable. Otros por su condición mental no pueden salir de su casa y dependen de algún vecino que se acuerde de ellos. En casos más extremos, los familiares simplemente se han desatendido de ellos.

Los Hermanos de la SFM han estado preparando alimentos para compartir con algunos de estos ancianos necesitados, para que no les falte el alimento diario. Esto ha sido posible gracias a la ayuda de Iglesias y entidades que han apoyado con productos de cocina, jugos, platos, entre otros. Los Hermanos de la Sociedad Fraterna de Misericordia han comenzado una campaña a través de ATH Móvil o PayPal (www.vitajesu.org) para ayudar a cubrir los gastos que esta misión conlleva. El número para donar es el (787) 406-7623. También los pueden contactar a través de Facebook: Sociedad Fraterna de Misericordia.

Deja una respuesta